CC Sant Vicenç de Paül Sóller Educación Soller Balears, Illes
CC Sant Vicenç de Paül Sóller Educación Soller Balears, Illes
CC Sant Vicenç de Paül Sóller Educación Soller Balears, Illes
CC Sant Vicenç de Paül Sóller Educación Soller Balears, Illes
CC Sant Vicenç de Paül Sóller Educación Soller Balears, Illes
CC Sant Vicenç de Paül Sóller Educación Soller Balears, Illes

Historia de nuestra escuela

En agosto de 1862, llegaron a Sóller las primeras Hermanas de la Caridad que se establecieron en el Hospital. Entre aquella primitiva comunidad, formada por cinco religiosas y una sirvienta, en la actualidad han pasado más de 150 años y un largo compromiso que ha dado múltiples frutos. Buena muestra de esta impagable tarea es que el año 2003, el Ayuntamiento de Sóller, declaró las Hermanas de la Caridad como Hijas Adoptivas del municipio.

La incipiente comunidad de religiosas se instaló en el Hospital para atender a los enfermos y desvalidos. En julio de 1864 se trasladaron a la calle Rectoría, en Can Patio, una casa que habían comprado y donde construyeron la comunidad más grande del valle y que luego daría paso al actual colegio de San Vicente de Paúl. En 1893 construyeron la capilla, que fue bendecida el 28 de enero de 1894 por el canónigo Francisco Santiago y Santaella.

En noviembre de 1895 la congregación fundó una comunidad en Fornalutx, y diez años dresprés, fundaron el convento del Puerto, cerca del oratorio de Santa Catalina de Alejandría. Desde un principio ya empezaron su tarea escolar, como parvulario y escuela para niñas, además de la asistencia a los enfermos.

El curso escolar 1896-1897 es el primero que las monjas destinan una parte de los esfuerzos a la enseñanza de párvulos.

En abril de 1921 abrieron una casa en Biniaraix y en el mes de junio del mismo año, abrieron la Casa Cuna en la Plaza de América, donde llevaban a los bebés y los niños más pequeños que las familias por motivo de trabajo no podían cuidarlos. Un año después fundaron el convento de la Huerta. Igualmente que los demás se dedicó a la enseñanza y la asistencia a los enfermos, además de ayudar a las tareas de la Parroquia.

En 1949 la Casa Cuna de la Plaza de América se taslladar en la calle Moragues, los Jardines, donde permaneció muchos años.

En los alrededores de 1968 comenzó la transformación del convento de la Caridad. Así se amplió con un edificio moderno y un patio para acoger la creciente población infantil y sobre todo para adaptarse a la Ley General de Educación de 1968. Curiosamente fue la primera escuela moderna del Valle de Sóller.

En 1973 la comunidad escolar de la Caridad creció notablemet dado que las Madres Escolapias abandonaron Sóller y las hermanas de la Caridad se hicieron cargo del alumnado que tenían las Escolapias. Así durante unos años impartieron clases los dos centros, distribuyendo el alumnado menor a las Escolapias y el mayor a la Caridad. A partir del curso de 1976, los pequeños pasaron al centro de los Jardines, dado que las Escolapias fue habilitado como Colegio Municipal de BUP

Hacia el año 1980 el colegio de la Caridad se convierte en un centro mixto, así los niños ya pueden cursar toda la enseñanza y no sólo la educación infantil. Mientras la congregación compró la casa de ca n'Alic, en la calle de Isabel II esquina con San Antonio, y construyó un polideportivo descubierto para cubrir las necesidades deportivas. Además, la llegada de la EGB significó más necesidad de espacio para impartir las clases y es aquí cuando las monjas dejaron de residir en la Caridad y pasaron a la casa de Convivencias de la calle Romaguera.

Mientras tanto el colegio se va adaptando a la LOGSE ya partir de 1996 comenzó a impartir la ESO, por lo que se habilitaron nuevos espacios, como el pabellón deportivo cubierto y la recuperación de la capilla, convertida en sala de audiovisuales .

En 1998 se celebró el centenario de la fundación de la escuela de la Caridad, un centro que en 1994 fue pionero en impartido toda la enseñanza en catalán y que le valió el premio Francisco de Borja Moll. Con motivo del centenario, el Ayuntamiento colocó una placa de piedra en la fachada de la calle de Rectoría en reconocimiento de la labor educativa llevada a cabo por las hermanas de la Caridad durante todo un siglo.

Para garantizar la continuidad de la escuela, desde febrero de 2014, La Fundación Escuela Católica de las Islas Baleares (FECIB) gestiona el colegio San Vicente de Paúl de Soller después de haber tomado el relevo de la congregación de las Hermanas de la Caridad que después de más de un siglo dejó de gestionar directtament nuestro centro